APERTURA DE SESIONES 2020: DATOS, ESTRIDENCIAS Y OLVIDOS.

APERTURA DE SESIONES 2020: DATOS, ESTRIDENCIAS Y OLVIDOS.

El Viernes tuvo lugar el primer discurso inaugural de sesiones ordinarias de la gestión de Rodolfo Suárez, en un contexto difícil para su gestión y para todos los mendocinos especialmente.

En un salón legislativo de bancas vacías y sin las anteriores postales y presencias protocolares, así abrió la sesión el actual Gobernador, y su discurso no varió del contexto, pobre sustancialmente con algunos destellos para la tribuna (vacía), y pocos anuncios que atiendan y prioricen el empleo, su conservación y generación en tiempos de coronavirus y post pandemia.

ECONOMÍA: SIN PROGRAMA NI TIMÓN.

El contexto de pandemia tendrá no solamente consecuencias en la salud, también va a traer una fuerte caída en la actividad económica de las naciones. Ya lo venimos viendo con estos meses de cuarentena donde la intervención del estado en el resguardo del empleo y de las empresas locales ha sido fundamental, y -peor aún- si el estado se retira se puede profundizar la crisis que ya existe. Un ejemplo de eso puede ser Estados Unidos donde desde el comienzo de la cuarentena y el parate en la actividad se han registrado 30 millones de pedidos para cobrar el seguro de desempleo.

Suárez en su discurso se mostró preocupado por la salud y ponderó el trabajo coordinado junto con el gobierno nacional, única opción si queremos sobrellevar el acuciante contexto actual.

En cuanto a las palabras que le dedicó a lo económico, es llamativa la insistencia de la articulación público/privado en sectores estratégicos para el desarrollo de una Mendoza que pueda sobreponerse a la pandemia y pueda dar respuesta a las necesidades de empleo y consumo de nuestra provincia, como lo es Innovación Tecnológica y el Turismo, en un mundo que está más preocupado en la creación de valor agregado dentro de sus fronteras y en una reconfiguración del rol estatal en los sectores productivos, que en la búsqueda de seguir entregando el manejo a la mano invisible del mercado. Siendo el Turismo uno de los sectores que van a ser más golpeado actualmente y en los años venideros, es necesaria una total intervención estatal para que esta crisis no devenga en una mayor concentración de la economía en estos sectores.

Otro punto a destacar, nuevamente con una carga ideológica muy concreta, fue la insistencia en la búsqueda de Mercados internacionales para la agroindustria local. Hoy, una de las causas de la fuerte caída de las economías mundiales fue la alta dependencia de las cadenas globales de producción. Desde la gestión de Cornejo y Macri, se viene generando una alta dependencia de los commodities en la economía local – alimentos, petróleo, Mendoza tiene una gran oportunidad, es verdad, pero también necesita un plan estratégico para lograr procesos de creación de valor agregado a nuestra producción agrícola que genere trabajo de calidad para los mendocinos, el mundo post pandemia, no va a ser el mismo. Los países van a buscar satisfacer su consumo localmente, Mendoza tiene que empezar a prepararse tanto en infraestructura como en sus industrias para abastecer un Mercado interno que va a comenzar a expandirse.

Desde el gobierno nacional se vienen aplicado fuertes medidas para apuntalar la actividad económica, casi 3 puntos del PBI, una de las más concretas es un agresivo plan de obra pública de casi 100.000 millones de pesos para este año. No es desconocido que la obra pública y la construcción es uno de los sectores que más mueve la economía ya sea directa o indirectamente. Es por esto, que preocupa mucho que el gobernador no vaya en el mismo sentido y no tenga un programa de obra pública, más allá de la que está en ejecución.

No se ve un plan estratégico para generar y cuidar el empleo de los mendocinos, presenta un programa de gobierno para un mundo que retomará su “normal” funcionamiento luego del 10 de mayo, pero no va a ser así. Los efectos de esta pandemia van a durar años, tenemos que pensar una Mendoza con un estado fuerte y presente, coordinando el desarrollo tecnológico y económico, pensando en mejorar la salud y la educación. Muy ocupado en la generación de empleo y fomentando el desarrollo industrial. Es muy importante que el Fondo para la Transformación y el Crecimiento sea accesible para todos los productores mendocinos.

Tenemos que dejar de pensar a Mendoza como una isla, tenemos que integrarnos a un proyecto de país común. Esta pandemia nos demostró lo importante del rol del estado, no solo en la salud sino en la economía. Es necesario para todos los mendocinos y para nuestro futuro empezar un camino de desarrollo que nos permita dar soluciones a las demandas de empleo y que cuide de aquellos sectores que todavía no puedan acceder a él, porque finalmente Gobernar es crear TRABAJO.

¿UNA O DOS CÁMARAS? ¿AUSTERIDAD O DEMAGOGIA?

El Gobernador anunció una estridente “reforma institucional”, centrando la misma en la “austeridad” y los “valores de la buena administración”, argumentos que hacen agua cuando se hila fino en el devenir de los hechos.

El análisis de la forma de la Legislatura provincial, con una casi exclusiva focalización en sus costos, agrega a la vieja discusión académica y política, la irritación que los gastos parlamentarios provocan en la sociedad, no siempre acompañada de datos concretos ni con vistas en la realidad.

Lamentablemente, no se profundiza en otros argumentos. Tanto se simplifica la disputa, que ya no se detecta si el debate gira en torno al perfeccionamiento del traslado de la voluntad del pueblo a través de sus legisladores, o más bien en la consideración de “otro problema” que es el costo de la representación política.

Siguiendo la línea del discurso de Suarez, es importante establecer que centrar la reforma institucional en una simple reducción de costos, la mentada «Unicameralidad», puede resultar una ilusión demagógica que en definitiva, no redunde en una reducción de sus costos. En éste sentido, el siguiente cuadro lo ilustra bien:

El poder legislativo provincial más caro es el de la Provincia de Tucumán, que es unicameral, lo mismo que las dos siguientes en la lista, Chaco y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Recién aparece la Provincia de Buenos Aires en el cuarto lugar con un poder legislativo bicameral.

Y sorprende ver que el poder legislativo de la Provincia de Mendoza, es de los más económicos del país, sobre todo si se tiene en cuenta el gasto por habitante, lo cual lleva a desechar los argumentos que declaman que su reforma debe ser por una cuestión financiera.

Vayamos ahora a los orígenes del sistema imperante en la Provincia, la bicameralidad, que tuvo su origen en el parlamento inglés. La diversidad de intereses y pertenencias que Lores y Comunes representaban y el ánimo de frenar el avance de las “ideas progresistas” de la época, obligó a dividir el Parlamento en dos cámaras que se controlaran entre sí: una cámara alta como expresión de la aristocracia latifundista y una cámara baja representante de la burguesía y expresión de las ideas más progresistas.

Por otras razones, también se impuso la bicameralidad en países que se organizaron bajo la forma federal de gobierno, para tratar de dar satisfacción institucional a la necesidad de respetar el origen de la nación, equiparando la representación de los estados pequeños y los estados grandes en materia de población y territorio, siendo una de las Cámaras la garante de los intereses de las provincias, asegurando una representación igualitaria de las mismas; y la otra Cámara expresando la representación popular según la densidad poblacional propiamente dicha.

La experiencia confirma que el bicameralismo, ha sido nada más que una solución de técnica parlamentaria ampliamente difundida, para resolver problemáticas de representatividad política diversa. En la actualidad gran parte de los países del mundo lo utilizan, casi toda América Latina. Por su parte, Europa Occidental, Rusia, Norteamérica y algunos países de África y Asia también lo adoptan; se destaca -en cambio- el sistema unicameral en los países más pequeños y en la República Popular China.

Los argumentos en favor de este sistema son que la doble discusión de un mismo proyecto, su revisión mutua y la publicidad de las deliberaciones asegurada por la existencia de dos Cámaras, contribuyen a enriquecer la voluntad del Poder Legislador e impiden la potencial omnipotencia de un único cuerpo, mientras que se sostiene en favor del otro sistema, que una sola Cámara ahorraría gastos al erario público y permitiría una acción expeditiva y más acelerada del Cuerpo Legislativo.

En el caso particular de la Provincia de Mendoza, vemos que ambas Cámaras tienen un sistema de representación proporcional según los cuatro distritos electorales en que se divide la Provincia, respecto de la Cámara de Diputados, queda establecido que la misma se compondrá por representantes de acuerdo a la base de la población (cantidad de bancas asignadas a éste y su relación con el número de electores o pobladores que allí reside), de cada sección electoral fijando como límite en 50 la totalidad de los diputados. Y a su vez, establece como mínimo una cantidad de 8 diputados por cada sección electoral. En lo que refiere a la Cámara de Senadores se diferencia de la anterior en la cantidad máxima de legisladores que se establece para la misma. Siendo 40 el límite, y establece un mínimo de 8 por cada sección. En virtud de lo expuesto, queda evidenciado que con la actual conformación y criterio, comparten la misma representación política con base en la población, no existiendo un criterio de distribución geográfica igualitario, tal es así, que hay Departamentos que se encuentran muy poco representados en nuestra Legislatura, mientras que los Departamentos más poblados de cada uno de los cuatro distritos electorales tienden a tener un peso mayor en la misma, generando una asimetría de representación.

En definitiva, profundizar en una reforma institucional de ésta magnitud política e institucional teniendo como principal objetivo la reducción de costos que implica la representación política, y no priorice el verdadero fondo que es mejorar la representación popular, de manera proporcional y territorial, y superar las asimetrías hoy existentes, la propuesta que hoy plantea el Gobernador Rodolfo Suárez, no solo implica un error sino un grave acto de demagogia, sobre todo mientras omita referirse y profundizar la austeridad en situaciones que han quedado expuestas y sin solución, como la Corrupción en Vialidad Provincial, los cargos y sueldos de Irrigación, los fondos destinados a pauta publicitaria, la distorsión de sueldos en la Justicia, e incluso, se cristalice la situación de la custodia del ex Gobernador Alfredo Cornejo.

POLÍTICAS DE GÉNERO: EXCLUIDAS, UNA VEZ MÁS.

La nula de perspectiva de género que pesa sobre el representante máximo del Poder Ejecutivo Provincial y su equipo quedó expuesta, no solo en el discurso de hoy; sino también en todas y cada una de las decisiones de la administración, particularmente en las adoptadas para contrarrestar los efectos de la pandemia que nos golpea. 

El discurso de Suárez abordó puntos concretos, aunque con soluciones poco claras, tales como salubridad, agricultura, seguridad, economía, educación, etc,; corriendo completamente del escenario estatal a las políticas en materia de género.

En este sentido, el Ejecutivo provincial no puede desconocer que, el aislamiento preventivo, social y obligatorio coloca a las mujeres víctimas de violencia de género en una situación de riesgo aún mayor, al obligarlas en su mayoría, a convivir con su agresor. Sin embargo, no se adoptó ningún tipo de medida para poder mitigar el peligro constante y cotidiano con el que conviven. Debe resaltarse que la provincia dispone de sólo once refugios para mujeres, nueve de los cuales son municipales, situándose la mayoría en la región metropolitana; por ejemplo, el sur provincial no cuenta con estos refugios. Demás está decir que, éstos no solo son insuficientes para hacer frente a la realidad extrema en que se encuentran las mujeres, sino que acceder a ellos implica un trámite dificultoso para la víctima. 

La nula presencia de políticas públicas en materia de género, sumado al contexto de encierro, ha traído como resultado el aumento exponencial de los casos de Violencia de Género. En nuestra provincia, durante el tiempo que ha durado la cuarentena se registraron más de 300 casos, cifras que vuelven a estremecer.

En este contexto de crisis social en la que las desigualdades se profundizan, las mujeres y las disidencias no solo continuan postergadas, sino en una situación de riesgo y vulnerabilidad mayor; y es entonces la propia realidad la encargada de poner sobre el tapete la gravedad y la urgencia en el abordaje de las cuestiones de género, ausentes en el Gobierno de Suárez.

Es imperante hacer particular mención al nulo papel que ocupa hoy la comunidad LGTBIQ+, y las disidencias en el plano político provincial; desde que comenzó la actual gestión no se adoptó ningún tipo de medida para atender su realidad. No olvidemos que la esperanza de vida de la población trans es de 35 años de edad, mientras que más de 90%  trabaja en la informalidad.

Como colofón, el dirigente se atrevió en su discurso, a utilizar la violencia de género como una excusa para justificar un uso cuestionable del poder punitivo estatal, pero, se limita a considerar que la mera aplicación de la Ley Micaela –tan ansiada- en los diferentes estratos de la administración pública es suficiente para la prevención y abordaje de la problemática de género a lo largo y lo ancho de la provincia.

La atención al cambio de paradigma es urgente, sin políticas públicas que coloquen como prioridad las cuestiones de género no podemos hablar de Justicia social ni de una menos. 

Sin lugar a dudas, Suárez nos dejó más sombras que luces con su discurso de apertura, con muchas sombras y lagunas en temas trascendentales, con jugadas para la tribuna, pero sobre todo la sensación que se encuentra al mando de un Gobierno sin programa productivo, que actúa sobre clichés (“austeridad”, “valor de buena administración”, etc), pero rápidamente quedan al descubierto cuando está en riesgo el pago a docentes, o cuando todavía no se resuelve el fraude en Vialidad, o no se discute el destino de millonarias sumas en pauta publicitaria. 

Entre anuncios pre anunciados y solicitados, como el Consejo Económico y Social, la distribución de los ATN y más, las preocupaciones son concretas, que es saber cómo Mendoza se dispone a recuperar el trabajo, los comercios, las pymes, las empresas, los desafíos actuales y venideros que necesitan apuntalar la gestión en determinados ejes con fuerte presencia estatal, en pos de cuidar la Salud y el Empleo de todos.

Add Comment

Abrir chat
Estoy a tu disposición
Powered by