TRAGEDIA EN GERIÁTRICO DE MONTE COMÁN:

TRAGEDIA EN GERIÁTRICO DE MONTE COMÁN:

¿Y LOS DERECHOS DE LOS ADULTOS MAYORES? ¿Y LOS RESPONSABLES?

Otra vez los “Geriátricos” son noticia, otra vez una tragedia los pone en primera plana de nuestros diarios. Ahora con una infinidad de interrogantes, de los cuales nadie se hace responsable:

¿Eran incapaces de prestar su consentimiento? ¿Necesitaban la autorización Familiar? ¿Tenían familiares a cargo? ¿Porqué aún no estaban vacunados? ¿Se los dejó en un estado de vulnerabilidad ante al avance de la ola de COVID? ¿Se pudo haber evitado? ¿Quiénes son los responsables?

La tragedia de la Residencia Gerontológica de Monte Coman, no es un accidente ni una desgracia fortuita a la que nos expone la Pandemia. Es una consecuencia, de la falta de control del plan de vacunación, hace unos días nos daba un Botón de muestra con las irregularidades que expuso el accionar del Dr. López. Hoy ese suceso, quedó en una anécdota más, un grave indicio de la falta de control del plan de vacunación llevado a cabo por el Gobierno de la Provincia en nuestro Departamento.

El Gobierno de la Provincia para Febrero del corriente año, anunciaba por todos los canales de comunicación oficial que el “Plan de Vacunación” llegaba a los “Geriátricos” para inocular a residentes y personal. Y para fecha 29 de Abril, informaba que TODOS los Residentes de los Geriátricos del Sur habían sido vacunados, incluyendo a los trabajadores de salud. Pero entonces, ¿Qué paso? ¿Porqué llegó junio y el Hogar de Monte Comán a cargo de YAÑEZ no había sido vacunado ni residentes ni personal? ¿A dónde fueron esas vacunas? ¿Por qué el Gobierno Provincial, decidió tercerizar la vacunación en residencias gerontológicas?.

Un antecedente en la Provincia de Buenos Aires nos deja claro que esto se podría haber evitado. Allí el Defensor Público solicitó que se requiera al Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la adopción de medidas para impulsar lo antes posible el proceso de inmunización colectiva, mediante la aplicación de vacunas contra el COVID 19, a las personas internadas involuntariamente por motivos de salud mental en la Ciudad de Buenos Aires, sea en el sector público o en el sector privado de la Ciudad Buenos Aires, dicha solicitud aceptada y ordenada por resolución judicial, y a su vez comunicada a la Defensoría General de la Nación, la Procuración General de CABA, a los Juzgados Civiles con competencia en asuntos de Familia y Capacidad de las personas, a PAMI y a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para su publicación en el Centro de Información Judicial.

Dicho pedido y resolución se fundó en las disposiciones del Código Civil de la Nación, la Ley Nacional de Salud Mental (26.657), las 100 reglas de Brasilia, la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad y las recomendaciones efectuadas por el Ministerio de Salud de la Nación, el Órgano Nacional de Revisión de Salud Mental y diversos organismos internacionales, para garantizar los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad, particularmente, las personas con discapacidad psicosocial usuarias de los servicios de salud mental que se encuentran internadas especialmente en éste contexto de pandemia.

Ahora bien, en el caso de Monte Comán ¿Los adultos mayores residentes son incapaces sometidos en los términos de la Ley 26.657?. O por el contrario, son personas capaces de prestar su consentimiento conforme lo prescripto por el artículo 31 del Código Civil y Comercial de la Nación.

En el primer caso, se podría haber evitado valiendose del antecedente mencionado, evitando la dilación en la inoculación en más de TRES (3) MESES. En el segundo caso, no hubiera hecho falta la “autorización familiar” mencionada, y se hubiera cumplido con la inoculación en tiempo y forma.

Un detalle más, resulta ser el dato que SEIS (6) EMPLEADOS del Geriátrico se encuentran contagiados, uno de ellos internado en el Hospital como consecuencia de las afecciones provocadas por el COVID 19. Al respecto, cabe preguntarse ¿Por qué ellos no habían sido vacunados? ¿También necesitaban consentimiento familiar?.

Es que las Autoridades Departamentales del Ministerio de Salud Provincial están más preocupados por las luces de las cámaras, por pasearse por el Centro de Congresos, que por ocuparse realmente del Plan de Vacunación. ¿Es Abel Freidemberg alguien ajeno, quien solo se puede limitar a señalar a las autoridades del Hogar sin responsabilidad alguna?.

Definitivamente, NO! Abel Freidemberg es total y absolutamente responsable del funcionamiento de las Residencias Gerontoógicas como del Plan de Vacunación, responsable de las irregularidades que involucraron al Dr. Lopez y responsable de las 15 muertes de los adultos mayores.

Si! Es responsable, aunque se haga el distraido, aunque organice conferencias de prensa denunciando irregularidades que él mismo debería haber controlado, -como dice la canción- “cuando el humano se hunde siempre busca un responsable”… pero no! En éste caso:

ABEL FREIDEMBERG es RESPONSABLE del Plan de Vacunación contra COVID en el Departamento de San Rafael.

ABEL FREIDEMBERG es RESPONSABLE de haber tercerizado el plan de vacunación en las Residencias Geriatricas, sin controlar absolutamente su aplicación.

ABEL FREIDEMBERG es RESPONSABLE de haber difundido información falsa respecto el “Programa Estrategía Geriatrico” afirmando que se habían vacunado a casi 2.000 personas entre residentes y trabajadores de la salud.

ABEL FREIDEMBERG ES ABSOLUTAMENTE RESPONSABLE DE LA MUERTE DE LOS 15 ADULTOS MAYORES EN EL GERIATRICO DE MONTE COMAN.